lunes, 3 de agosto de 2009

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA SALVAR A LAS ESPECIES AMENAZADAS?

Los gobiernos pueden aprobar leyes para prohibir la caza y la venta de animales amenazados, así como la tala de bosques. También pueden prohibir el uso de sustancias químicas contaminantes o de pesticidas que envenenan las aguas y los suelos. Por ejemplo, el insecticida conocido con el nombre de DDT provocó un descenso en las poblaciones de águilas y halcones peregrinos. Una vez que el DDT se prohibió, esas poblaciones se recuperaron.
Otra forma de proteger a algunos animales amenazados es la cría en cautividad. En muchos parques zoológicos y centros especiales se crían especies que están en peligro, y cuando los ejemplares alcanzan la edad adulta, se dejan en libertad. Los científicos están tratando de salvar de esa manera, por ejemplo, al oso panda gigante o, en España, al lince ibérico. Algunos biólogos creen que la mejor manera de ayudar a las especies amenazadas es proteger su hábitat. Por tanto, su trabajo se centra en lograr que muchas zonas se conviertan en parques o reservas naturales donde los animales puedan vivir sin la amenaza de los cazadores y otros peligros.

3 comentarios:

  1. me sirvio de mucho


    graciassssssssss

    ResponderEliminar
  2. exelente punto de vista esta muy bien elaborado

    ResponderEliminar

Espero recibir tus comentarios